Mr. Fivehair:

Mr. Fivehair

¿De donde viene Mr. Fivehair?

Apareció de noche, el 17 de mayo del año 2002, en la cocina de la casa familiar de Potential Mrs. Fivehair en Buenos Aires. No cabe duda de que él me había estado observando durante mucho tiempo porque, esperó pacientemente las condiciones favorables para su entrada: en aquella época yo no tenía ningún plan, ningún concepto, ningún pensamiento que le hubieran impedido a Mr. Fivehair fluir a través del lápiz en mi mano sobre el papel que quedó en la mesa. Desde entonces Mr. Fivehair está con nosotros. Los treinta dibujos de aquella primera noche han evolucionado en un cuerpo de más que once mil imágenes – unitarios, historias, ilustraciones, cuadros, textos. Seguimos creciendo juntos, él y yo y la gente en cuya vida sus imágenes han entrado.

¿Quién es Mr. Fivehair?

Tiene cinco pelos y una gran oreja izquierda con la que escucha también lo que se dice entrelíneas: Mr. Fivehair es, por naturaleza, un descubridor. Viaja libremente dentro y entre las diversas realidades de nuestro tiempo – el mundo de las empresas, las organizaciones sociales, las ciencias, la política, la vida pública, las artes, las religiones y las culturas. Pero no entra en ellas como observador sino como un integrante más, participando en la vida cotidiana de estos mundos y compartiendo los deseos, creencias y supuestos de la gente que los habita. Como todos, él también busca un rumbo auténtico mientras  trata de alcanzar el éxito y una vida plena. Mr. Fivehair avanza en estas realidades hasta que se choca – como  nosotros – contra alguno de los muros invisibles que atraviesan el mundo y nuestras cabezas. Ahí empieza su verdadero camino de descubrimiento, el de los lados escondidos de nuestra cotidianeidad: las condiciones emocionales, estructuras mentales, creencias, supuestos colectivos… todos aspectos ya tan encarnados que ni siquiera nos damos cuenta de su existencia.

¿Cómo mira la vida?

Mr. Fivehair no está separado del mundo que habita. Sus ojos no miran una realidad objetiva que existe independientemente de su mirada. Sabiendo que el acto de observación colabora en la creación de lo observado, nos invita a mirarnos a nosotros mismos mirando, observando las imágenes que nos hemos fabricado sobre el mundo, la vida y nosotros mismos, no para derrumbarlas sino para mantener vivo el diálogo creador entre nosotros y nuestra vida. 

¿Con quienes se vincula?

En su recorrido, habla con gente de diferentes culturas y mentalidades y de todas las  proveniencias: empresarios, habitantes de villas de emergencia, científicos, desempleados, líderes sociales, educadores, jóvenes y viejos, académicos y aprendices, fanáticos, buscadores y convencidos, habitúes y  personas en plena transición o crisis. 

¿Por qué cambia de aspecto?

Pájaro prehistórico, spiderman, hombre de negocios, líder social, científico, artista, político, ganador y perdedor, joven y viejo, rico y pobre, estrella de vanguardia y miembro del público apático, premio Nobel y principante, general y soldado común, y hasta una piedra en un juego de arena Zen – Mr. Fivehair siempre es Mr. Fivehair aunque sí se muestrta con distintos roles y apariencias. La diversidad y variación de su aparición sólo expresan los potenciales de los que todos disponemos y el rasgo más humano de su existencia: la empatía, es decir la capacidad y la voluntad de ponerse en el lugar del otro. Solemos dar gran importancia a nuestra identidad única que nos distingue de todos los demás y, aun más importante, que nos define. Al salir de una imagen de sí mismo y entrar en otra, Mr. Fivehair busca explorar aquellos potenciales que nos esperan más allá de las imágenes que hemos fabricados de nosotros mismos – la esencia según dicen unos, el espíritu según dicen otros.

¿Quiénes son sus amigos?

El amor de su vida se llama Potencial Mrs. Fivehair – no porque el amor quede bajo reserva de futuros desarrollos, sino por el potencial que El Amor les brinda a ellos (y a todos nosotros). Potential Mrs. Fivehair con su largo pelo negro desafía cariñosamente a Mr. Fivehair cuando él se olvida del principio de la incertidumbre. Ambos saben que para ser capaz de amar a otra persona uno debe ser capaz de amarse a sí mismo y que esto requiere del amor del otro.

La Sombra lo acompaña a Mr. Fivehair por todos lados, metiéndose en sus asuntos de manera siempre imprevista: a veces habilitando planes que ni el mismo Mr. Fivehair había pensado, a veces obstaculizándolos. La sombra no sólo consiste en aquellos rasgos que Mr. Fivehair no quiere aceptar como propios – y que, por consecuencia, sólo los ve en los demás – sino también esas vastas partes de sí mismo que todavía no ha descubrierto.

Cuando ni las ideas, los pensamientos, las emociones y las voces interiores ya no tienen ningún consejo para Mr. Fivehair, aparece La Mariposa, aparentemente desde la nada, y se queda con él. Ella no habla – estar presente es suficiente para que Mr. Fivehair se conecte con el alma.

¿Y la corbata y los anteojos?

Dependiendo de donde está, Mr. Fivehair suele ponerse una linda corbata. Está claro que ella sólo es simbólica pero le puede causar un gran dolor de cabeza eligir una antes de salir de la casa - ¿cuál será la sabiduría popular que más lo dinstinguirá hoy?  Los anteojos son fundamentales para pensar decisiones radicales, por ejemplo si será mejor seguir el plan operativo o la voz del oráculo. La corbata sugiere el primero camino, pero gracias a sus anteojos, Mr. Fivehair elige el segundo – con el oráculo por lo menos existe la mínima posibilidad de que lo que dice sea verdad. 

¿Un tipo como cualquiera?

Mr. Fivehair nos propone ir más allá de la tolerancia y entrar en el territorio del respeto. La tolerancia, muchas veces, significa nada más que dejar al otro hacer lo que quiera mientras no nos moleste – una actitud que, en el fondo, es igual al desinterés y el mantenimiento de la distancia que nos separa. El respeto, en cambio, requiere que miremos al otro una y otra vez aunque no entendamos y no nos guste lo que vemos. El respeto nos desafía a interesarnos por la diferencia y la divergencia, y a acercarnos a aquellos y aquello que todavía no conocemos aunque a veces también tenemos. No siempre le resulta fácil sentir respeto, pues es un tipo como nosotros – sabe como todos, que el arte de vivir no consiste en evitar lapsus inesperados sino en hacerlos aparecer como una nueva tendencia de vanguardia.

¿De qué se rie?

Mr. Fivehair no ridiculiza. Le parecen poco conducentes el sarcasmo, el cinismo y la mera caricatura de contenidos y comportamientos ya conocidos. No quiere copiar – ni siquiera creativamente – las debilidades y déficits humanos. La ironía, el humor y la ternura no son pautas porque sí, sino vehículos de un viaje del lector hacia una nueva cercanía consigo mismo y con los demás. Reírse de sí mismo es,  para Mr. Fivehair, un boleto de entrada a una vida más plena y vinculada.

¿Cuál es la agenda secreta de Mr. Fivehair?

Ninguna. Mr. Fivehair no representa a nadie ni a ninguna creencia, religión, ideología, escuela de pensamiento u otra doctrina, credo o corriente. No toma partido por grupos particulares. Pero sí está en contra el abuso de poder, la manipulación, la violencia física e ideológica, la dañosa simplificación de un pensamiento no crítico, los estereotipos  y la postura meramente auto-referencial.  Su meta no consiste en destruir las imágenes que tenemos, conciente e inconcientemente del mundo, los demás y nosotros mismos, sino ayudarnos a reconocerlas, auto-observarnos y abrir  caminos hacia el encuentro humano.

¿Dónde está hoy?

Mr. Fivehair se ha publicado en Argentina y Europa. Desde el 2004 se publica varias veces a la semana en la revista ChangeX en Alemania. Acompaña a los lectores de los ensayos publicados en co-autoría con expertos en mediación, neurología, psiquiatría y psicología en el mercado de la habla alemán. Mr. Fivehair también participa en programas educativos e iniciativas locales e internacionales en el área de arte y transformación social. En talleres de trabajo y sesiones de reflexión dispara nuevas miradas, provoca inhabituales pensamientos, brinda un acceso poético-emocional a temas complejos, y captura los resultados generados.